Proponía Incluir Nuevas Agravantes Al Delito General De Discriminación. Una De Ellas Consistía En Que La Discriminación Fuera Cometida Por Cualquier Medio De Comunicación Social O Publicidad. Otra Era Aplicable A Quien Incitara A La Discriminación, En Concreto, A Quien “Públicamente O Mediante Cualquier Medio Apto Para Su Difusión Pública Incitare Al Odio, Al Desprecio, O A Cualquier Forma De Violencia Moral O Física Contra Una O Más Personas”.

Autor